Principios De Estructura Y Funcionamiento

En Berea creemos firmemente que hay un fundamento para hacer todas las cosas en la Obra del Señor; es por eso que, basados en las Escrituras, hemos determinado 5 Principios de Estructura y Funcionamiento de nuestra Iglesia. Estos principios deberán regir cada actividad y la vida de cada miembro de nuestra Iglesia.

1- Principio De Comunión Con Dios

Cada miembro regular de Berea, no importa qué hayamos sido en el pasado, hemos sido lavados por la sangre preciosa de Jesús, e inmerecidamente nos ha puesto en un ministerio específico en esta Iglesia.

Cada miembro regular de Berea, somos responsables delante de Dios y de la Iglesia de mantener nuestra comunión con Dios, y con nuestros hermanos, procurando crecer cada día en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

2- Principio De Comunión Y Edificación Mutua

Cada miembro de Berea debe de procurar seguir los principios de la Escritura para arreglar sus diferencias con otro miembro (Mateo 18:15.22)

En Berea, SÍ somos guardas de nuestros hermanos; ocupémonos los unos de los otros en amor, sin dar lugar al diablo con rencillas y murmuraciones.

3- Principio De Enfoque De Prioridades

Existimos para extender el Reino de Dios en el universo, en nuestro contexto de Iglesia local, para cumplir la visión que el Señor nos dio.

El principal objeto de nuestro trabajo es la persona; debemos de servir a la gente, primeramente anunciándoles las Buenas Nuevas y después proveyendo para sus necesidades Espirituales, Emocionales, Morales y Materiales (en ese orden), viviendo bajo las máximas bíblicas de: “edificarnos unos a otros” y de “el que no trabaje que no coma”.

Por lo anterior, los programas y ministerios existen, NO para normar nuestra vida y limitarla, sino PARA proveer de estructura a la organización de nuestro trabajo, el cual tiene como única limitante la correcta interpretación contextual de la Palabra de Dios. No cometamos el error de vivir para la estructura de trabajo, en lugar de vivir para el Señor y buscar servir a la gente.

4- Principio De Rendición De Cuentas

Creemos que “cada uno dará a Dios cuenta de sí” y que también “cada uno, según el don que ha recibido debe ministrarlo a los otros” con un espíritu de humildad y de servicio, por lo que cada miembro regular de Berea, es responsable delante de Dios y de la Iglesia por el cumplimiento y planeación de su tarea, dentro del plan de trabajo Berea.

El Señor nos ha dado autoridad, dentro de nuestra área de responsabilidad, y la Iglesia sólo la confirma, nombrándonos en el sitio específico en que debemos de servir. Es pues necesario que cada miembro regular que dirige o colabora en un programa o ministerio, lo ejerza con la autoridad espiritual que Dios le da, y que sea capaz de tomar decisiones que contribuyan para la edificación del cuerpo de Cristo para proseguir nuestro plan Berea en el corto plazo y nuestra visión en el largo plazo. Por lo anterior, las decisiones que conciernen a cada programa y a cada ministerio, se toman en el seno del mismo, y se presentan los planes y resultados a la Iglesia habiendo antes sido moderados y evaluados por el Pastor y los responsables del programa o ministerio en cuestión.

Semestralmente efectuamos una reunión ordinaria plenaria, la primera de evaluación del trabajo, y la segunda de evaluación y planeación del mismo, con el fin de asegurarnos de que estamos caminando por el rumbo correcto y de que toda la congregación pueda aportar ideas para que cada ministerio o programa las evalúen y lleven a cabo.

5- Principio De Unidad De Equipo Pastoral

Creemos que al equipo pastoral de Berea, Dios nos ha puesto como obispos y que debemos de velar por las almas de nuestras Congregaciones.

Creemos que en la multitud de consejo está la sabiduría, por lo que no debemos desperdiciar la bendición de tener un equipo de consiervos en quién apoyarnos para meditar juntos en la obra y la forma de ejercer el ministerio, así como apoyarnos mutuamente y compartir como comunes cada recurso ministerial que Dios ha puesto en nuestra Iglesia.

Somos un cuerpo pastoral unido por una misma visión y propósito; autónomos, pero a la vez interdependientes, teniendo el amor entre nosotros como el fundamento de nuestra unión y nuestro trabajo como equipo para la gloria de Dios y el engrandecimiento de su Reino.

© 2005-2014 Iglesia Cristiana Bautista Berea   ●   Términos y Créditos   ●   Mail  ●   Google+